[30 Jan 2016 ]
Piden a Ramos Allup investigar nacionalidad de Maduro

Un nutrido grupo de venezolanos, encabezado por el Dr. Enrique Aristeguieta Gramcko, hizo pública una carta dirigida al Presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, en la que solicita abrir una investigación sobre la nacionalidad de Nicolás Maduro.
Aseguran que “según el artículo 96 de la Constitución de Colombia, Nicolás Maduro es colombiano por nacimiento, por ser hijo de madre colombiana y por haberse residenciado en territorio colombiano durante su juventud”.
Seguidamente el texto completo de la carta…

Continúe leyendo »
[24 Jan 2016 ]
Aristeguieta Gramcko con motivo del 23E: “AN debe exigirle a Maduro su partida de nacimiento”

Enrique Aristeguieta Gramcko, único sobreviviente de la Junta Patriótica que derrocó a Marcos Pérez Jiménez, envió un mensaje videograbado a los venezolanos, con motivo del aniversario del 23 de enero de 1958.
Aristeguieta Gramcko opina que resulta imposible solucionar los problemas de Venezuela mientras Maduro siga en la presidencia, y pide a la Asamblea Nacional, “única institución con legitimidad y credibilidad”, que le exija a Maduro exhibir su partida de nacimiento, así como el acta de defunción de Hugo Chávez.

[13 Dec 2015 ]

Venezuela Soberana, movimiento de opinión encabezado por Enrique Aristeguieta Gramcko, envió hoy una carta abierta a los diputados electos, exponiendo porqué Nicolás Maduro debe renunciar de inmediato. Seguidamente el texto completo de la carta…

[1 Nov 2015 ]

Es evidente que Venezuela se encuentra al borde de una explosión social debido al fracaso del modelo chavista, que se evidencia en la mayor inflación del mundo, extrema escasez, maxi devaluación del bolívar, pobreza creciente y un desbordamiento incontrolable del crimen, entre otros muchos males.
La próximas elecciones parlamentarias del 6 de diciembre constituyen la última oportunidad para superar esta grave crisis sin que se desborde la violencia, siempre y cuando el Régimen respete la voluntad real de los electores. Los resultados deberán expresar el mismo deseo de cambio que reflejan las encuestas, a estas alturas una matriz de opinión ya consolidada, que le atribuyen al Gobierno un 80% de rechazo.